lunes, 15 de enero de 2018

OTROS 8 DE ENERO: LA REPÚBLICA TOMA TERUEL Y WILSON PRESENTA SUS 14 PUNTOS

Hace 100 años, el mundo y principalmente Europa recibía con distinta aceptación la propuesta de paz que el Presidente Americano, Woodrow Wilson, lanzó a los beligerantes y se incluía en el programa-discurso que presentó en el Congreso. La propuesta fué bien recibida por los Imperios Centrales pero no así por la Entente (Inglaterra-Francia-Rusia e Italia) que había rechazado la posibilidad de que Rusia firmase por separado, tras alcanzar el poder los bolcheviques que llevaban la salida de la guerra como su principal objetivo y que así lo habían expresado explicitamente para derrocar a los mencheviques de Kerenski; partidario de seguir en la guerra hasta el final. Estos 14 puntos fueron posteriormente, una vez terminada la guerra el 11 del 11 de 1918 a las 11 de la mañana, la base sobre la que se negociaron en, Versalles, los distintos armisticios y tratados de paz.  Otro 8 de enero más cercano, 1938, se significa por la rendición de la defensa, de las fuerzas sublevadas, de Teruel a las fuerzas del Ejército Popular de la República; primera y única capital de provincia recuperada.
Fases de la batalla de Teruel. Línea roja
el 15 de diciembre, línea verde el 22/02

jueves, 11 de enero de 2018

ESPAÑA Y FILIPINAS, UNA HISTORIA COMÚN DE 350 AÑOS. IIª PARTE

En nuestro anterior artículo, España y Filipinas, Iª parte, habíamos dejado a nuestros dos personajes principales, fray Andrés de Urdaneta y sus agustinos, trabajando por la evangelización y a su familiar, Miguel López de Legazpi por la conquista y población de las Islas Filipinas, Carolinas y Marianas. El primero, además, como descubridor del Tornaviaje, que permitió la labor del segundo al facilitar una ruta de vuelta.

En España gobierna Felipe II, desde 1556 tras la abdicación, en Bruselas, de su padre Carlos I, y es rey de Portugal desde 1581, en que es reconocido como tal por las Cortes de Tomar. Esto y el pacto de Zaragoza así como un importante pago por el último rey prtugés, zanja las disputas por las Filipinas, pero no produce cambios reales en las zonas de influencia de ambos países. por tanto el galeón de Manila seguirá conectando Filipinas con la metrópoli a través del Virreinato de Nueva España (Méjico). Esta es otra diferencia importante, el contacto y la dependencia orgánica de las Islas Orientales es de este Virreinato y no de la metrópoli.



La conquista y evangelización de las Islas Filipinas (Indias Orientales) se desarrolla de una forma diferente a la de las Indias Occidentales. El sistema de encomiendas es escaso así como la presencia de españoles de la metrópoli y las condiciones de vida de estos es dificultosa y carece de incentivos económicos, que hizo que se pensase en abandonarlas y si no se efectuó este abandono fue por la bula papal que instaba a su evangelización y por el celo y denuedo con que ésta se llevó a cabo desde el principio, comenzando con los cinco frailes agustinos que acompañaban a Legazpi en su expedición. Posteriormente llegaron franciscanos en 1578, los jesuitas en 1581, dominicos en 1587 y finalmente los agustinos descalzos en 1606. Los franciscanos llegaron pobres y seguían siéndolo en 1898; no así los dominicos que atesoraron grandes propiedades, cuando ambos fueron expulsados tras la guerra del 98.


Aunque parezca una broma, lo cierto es que tanto los agustinos como el propio Legazpi, intentaron convencer al rey Felipe II para llevar a cabo la conquista de China y usar Filipinas como trampolín en esa conquista y evangelización. Existen documentos y cartas con esas propuestas que fueron abandonadas tras el desastre de la Armada Invencible en mayo de 1588.

La dependencia orgánica de Nueva España y la duración del viaje de vuelta del Galeón, con frecuentes muertes por escorbuto, impulsó la exploración de la Alta California para encontrar posibles escalas que mitigaran la gran dureza del viaje, que casi duplicaba al de ida. Desde el tornaviaje de Urdaneta, en 1565, hasta 1812/15, cuando Méjico inicia su levantamiento (1810 a 1821) frente a la Corona, navegaron unos 230/242 galeones, registrados, de los cuales únicamente cuatro fueron apresados por los piratas; tres en alta mar y uno en 1762 entrando en la bahía de Manila; cuando a consecuencia de la Guerra de los Siete Años, los ingleses ocuparon esta parte de Filipinas; ocupación que duró dos años y acabó con la paz que puso final a esa guerra. Otros 28 galeones fueron destrozados por el mar.
Galeón tipo del S.XVI
Otras diferencias entre la conquista de las Indias occidentales y las Orientales, es que esta fue mucho menos violenta por la menor agresividad de los nativos filipinos y porque estos estaban muy dispersos por las mil islas habitadas de las 7.000 que conforman el archipiélago y no conformaban grandes tribus.. Los filipinos aceptaron muy bien a los españoles y cuando hubo guerras contra los chinos y los ingleses, siempre estuvieron del lado español. Tampoco hubo la gran mortandad por enfermedades transmitidas por los cerdos, caballos y otros animales que llevaban los colonizadores porque ya había en las islas. Durante los primeros años y gracias a la gran formación y preparación de los misioneros la evangelización fue rápida y además estos en lugar de empeñarse en enseñar en español. aprendieron ellos los idiomas locales y en ellos les cristianizaron y educaron.

En los primeros 20 años desde la llegada de Legazpi, la población de filipinos cristianos ya superaban los 500.000. Hoy en día esta cristianización alcanza al 95% de la población y sus celebraciones gozan de gran fervor popular como la procesión del Nazareno negro que nos recuerda al traslado de la Blanca Paloma en Ayamonte, Huelva, durante el Rocío


El nazareno negro de Manila
Los religiosos desarrollaron una función cultural de tal magnitud que las primeras universidades de la zona se construyeron en estos territorios. La Universidad de Santo Tomás, es una universidad de la Orden de los Dominicos situada en Manila, fundada en abril de 1611.Actualmente pasa por ser la universidad más antigua de Asia. s. En 1876 había ya 1.779 escuelas, en las que se educaban 385.907 niños. Según la Memoria de la Instrucción Pública Superior, presentada en 1887, había en esa fecha en Filipinas 60.492 alumnos de segunda enseñanza, y más de 6.000 estudiantes de enseñanza superior, entre universidad, escuelas de artes oficios, náutica, formación de maestros y otras. Finalmente, otros datos señalan que entre 1861 y 1898, 40.158 alumnos, en su mayor parte filipinos, asistieron a la Universidad de Santo Tomás. El 89% de esos estudiantes siguieron una educación secular, licenciándose en derecho (34%), en medicina (22%) y en filosofía (22%). Posteriormente muchos de ellos prosiguieron en Europa su especialización en leyes, medicina o ingeniería.Otros restos de nuestra presencia están reflejados en ciudades como Vigan (Patrimonio de la Humanidad en 1999). A finales del S.XIX el porcentaje de analfabetismo era menor que en la Península y comparable al de países como Francia.


Centro histórico de Vigán, Patrimonio de la Humanidad desde 1999
Conviene que se conozca que ni las Islas Filipinas, ni las Islas Marianas, ni las Islas Carolinas nunca tuvieron consideración de colonias, sino como provincias españolas, cuyos naturales gozaban de los mismos derechos y sujetos a los mismos deberes que los españoles residentes en las mismas. Nuestro ordenamiento jurídico vigente en estos archipiélagos, tenía su base en las Leyes de Indias; no ha habido en el mundo un ordenamiento jurídico más extenso y mas beneficioso para el “indio”, o natural, como el promulgado por la Corona en el año 1512, mediante las famosas Leyes de Burgos, ampliándose sus capítulos, tanto en derechos y obligaciones, mediante las Leyes Nuevas del año 1542, cuya primera recopilación, ampliación y reforma se realizó en el año 1660 con la Recopilación de las Leyes de Indias.

Como ya he indicado, la presencia y conquista fue posible gracias a los religiosos y también a los chinos que eran quienes realizaban todos los trabajos y oficios para una vida "confortable": sastres, albañiles, fontaneros, peluqueros, peones agrícolas, comerciantes, tenderos..., si bien periódicamente se les expulsaba por el número creciente de los mismos, manteniendo un equilibrio entre necesidades e inmigración. Muchos de estos chinos se casaron con filipinas y crearon allí sus hogares. En 1650, cuando en Manila vivían ya cuarenta y dos mil personas, había quince mil chinos, siete mil españoles y veinte mil filipinos. La mayoría del comercio estaba en manos de novohispanos (mejicanos) y la presencia de españoles raramente superó los 10.000.

El Galeón realizaba el trasvase de plata desde Acapulco a Manila y allí cargaba especias, seda y porcelana china para la vuelta, que desde Acapulco se distribuía entre América y la Península. Las ganancias de dicho comercio malograron los esfuerzos por establecerse en un puerto de la costa china, como habían hecho los portugueses en Macao, y poder así negociar directamente con China. Comercio lucrativo para los comerciantes pero no para la Corona que con los impuestos no cubría los costes de mantenimiento de la Administración.
Comercio Península-Filipinas a través de Méjico
La plata se empleaba para el pago de la Administración del archipiélago y la seda, porcelana y demás productos de China. Esta plata era muy valorada por los chinos y especialmente las monedas acuñada en Nueva España y que muchos gobiernos regionales del continente volvían a reacuñar. Esta plata era más apreciada que el oro. Durante algunos años los galeones fueron dos y ello provocó las quejas de los productores españoles de seda que se quejaban de que no podían competir con los chinos; igual que ahora. Manila llegó a ocupar una posición estelar en el centro de los cuatro puntos cardinales más ventajosos del mundo: por el norte recibía las sedas y porcelanas chinas; por el sur, el clavo, la nuez moscada y todas las especias de las Molucas; desde el oeste le llegaban (a menudo por intermediarios chinos) los algodones indios y el marfil del sudeste de Asia; y desde el este fluía un chorro inagotable de monedas de plata con que comprarlo todo y reexpedirlo hacia América.

Por la permanencia española en las Islas Filipinas, Islas Marianas, Islas Carolinas y Palaos, durante más de 300 años, España hubo de pagar un alto precio, invirtiendo muchos millones de pesos y toneladas de plata, que llegaron a representar entre un 10% y un 15% de las aportaciones a la Hacienda Real. ¿Valió la pena?; económicamente es evidente que no pero ¿cómo valorar la parte no crematística de lo realizado?. ¿como es que a pesar de inversiones y permanencia, actualmente solo el 2% de los filipinos hablen español o chabacano (una mezcla de tagalo con un 80% de palabras en español). Porcentaje que a finales del XIX representaba un 10% y que servía de medio de entendimiento entre los naturales que tienen decenas de dialectos, no siempre comprensibles entre ellos mismos. Naturalmente las élites lo hablaban y escribían.

La educación de los filipinos, permitió que muchos de ellos prolongaran sus estudios en España y demás países europeos y ahí nacen, a mediados del S.XIX, los descontentos por la discriminación en la ocupación de los puestos de la Administración y el abuso de algunas órdenes religiosas frente a los propios religiosos filipinos. El principal héroe de la independencia Filipina es Rizal, aunque él no llego a verla, nació en 1861, dos años antes de que que Isabel II dictara una Orden por la que la enseñanza del español era obligatoria, pero ya era tarde y su implantación resultó escasa. Rizal estudió medicina en la prestigiosa universidad de Santo Tomás y continuó en España y en Alemania donde cursó oftalmológica.
Rizal, en pie a la izda.

Sólo en tres momentos puntuales del siglo XIX se reconoció a los filipinos la representación. La primera ocasión se dio en las Cortes Constituyentes de Cádiz . Rizal no olvida mencionar que Filipinas, a diferencia de otras colonias de América, no se aprovechó de la guerra de la independencia porque en aquella época gozaba de representación. La segunda ocasión tuvo lugar durante el trienio liberal. Y la última después de la muerte de Fernando VII, en 1835, ya bajo el Estatuto Real. Entonces le fueron reconocidos dos representantes. Sin embargo, la Constitución de 1837 eliminó esta representación y sancionó una estricta diferencia entre la metrópoli y las provincias ultramarinas. Entonces se justificó tal medida con varios argumentos: su densa población le permitiría contar con una elevada representación que podría desequilibrar las cortes. 


 Entre 1882, fecha en la que Rizal llega a España, y 1896, la fecha de su fusilamiento, se fundan en Filipinas más de cien periódicos y Rizal escribe artículos en los que explica que mientras unos pueblos van envejeciendo, otros nuevos nacen y heredan lo mejor de los primeros: “España, que un día había viajado y había descubierto nuevas tierras, ahora era un país obsoleto incapaz de modernizar e implantar las reformas que necesitaba un país joven, como Filipinas”. Entre otras cosas, denuncia la frailocracia padecida por Filipinas y culpa “a los españoles por no motivar a los indígenas, por considerar al filipino como un ser indescifrable, apático, servil y carente de talento”. A todo ello cabe unir los cuatro artículos que, entre septiembre de 1889 y enero de 1890, publica con el título de “Filipinas dentro de cien años”.

Como reacción a la guerra larga en Cuba, 1868-78 (también llamada la de los diez años), se fomenta el comercio y la emigración peninsular de población civil a las Filipinas. Ello es favorecido por la apertura del canal de Suez, 1869, y la creación de una nueva línea marítima que reduce el viaje de España a Filipinas a un mes. Así, en el último cuarto del S. XIX, se impulsó el desarrollo de numerosas infraestructuras, construcciones y comunicaciones, y se fomentó la creación de empresas de carácter tanto público como privado. De tal forma, en 1870 se estableció un servicio telegráfico interno. En 1873, se creó una compañía naviera que comunicaba diariamente España y Filipinas a través del Canal de Suez. En 1880, se tendió un cable vía Hong Kong que permitió comunicarse telegráficamente con el resto del mundo. En 1882, se introdujo la canalización de agua corriente en Manila. En 1883, se estableció un sistema de tranvías que fue mejorado en los años siguientes. En 1890, se inauguró en la capital un sistema telefónico que posteriormente se extendió a otras islas. En 1891, se construyó una primera línea férrea. En 1895, llegó la luz eléctrica a Manila, y después a otros puntos del archipiélago.


Rizal prosigue en sus artículos señalando que sólo cabe dos alternativas en el futuro: la vía de las reformas profundas que, emprendidas por “las clases superiores”, debería llevar a que Filipinas fuera una provincia más de España, con los mismos derechos y libertades que los territorios peninsulares; o la insurrección violenta que, partiendo de las esferas del pueblo, podría conducir a la independencia después de una fatal guerra sangrienta. Incluso le parece también hiriente la comparación con Cuba y Puerto Rico, que al menos gozaban entonces de representación en las Cortes. El articulista y autor del esclarecedor libro, Noli Me Tangere, señala que el mantenimiento del vínculo entre el Archipiélago y la metrópoli pasa por reformas de gran calado. El 30 de diciembre de 1896 es fusilado Rizal, a pesar de contar con el apoyo del Obispo Nozaleda y este error histórico perjudicó grandemente a España y proporcionó un héroe a la revolución que había estallado unos meses antes. El obispo Nozaleda, último Arzobispo español en Filipinas, volvió a España en 1902 y vivió una persecución política y acusaciones de traición. Nuestro querido profesor Juan Hernandez Hortigüela acaba de publicar el "Último de Filipinas" en la editorial Punto Rojo sobre este personaje que originó un escándalo: La Cuestión Nozaleda

En 1896, la sociedad secreta filipina Katipunan inició una insurrección contra el gobierno colonial español; en ese momento las tropas coloniales estaban compuestas por unos 14.000 hombres del ejército de tierra, en los que estaban integrados contingentes de guardias civiles y carabineros, a los que había que sumar unos 3.000 de la armada, en total unos 17.000 hombres, de los cuales dos tercios eran nativos. El 23 de diciembre de 1897, Primo de Rivera y los rebeldes firmaron el Pacto de Biak-na-Bato. Los líderes independentistas como Emilio Aguinaldo, emprendieron el camino del exilio, no sin antes recibir dinero del gobierno español con el fin de asegurar su subsistencia en el extranjero. La paz, después de muchos esfuerzos, parecía asegurada. Fue entonces cuando entró en escena un actor imprevisto, Estados Unidos.

USS Maine entering Havana harbor HD-SN-99-01929.JPEG
El acorazado Maine entra en el puerto de la Habana
 El 15 de enero de 1898 entró en la Habana, en visita de cortesía sin previo anuncio, el acorazado de 2ª clase el Maine, cuya explosión el 15 de febrero sirvió de escusa a EEUU para declararnos la guerra. Hubo combates terrestres que no fueron fáciles para los americanos que tenían un fusil bastante peor que el mauser de nuestros soldados pero dos victorias navales, en Santiago de Cuba y en Cavite, Bahía de Manila, (1 de mayo) llevaron a la firma del armisticio y a la pérdida de las últimas colonias. Mientras en Cuba murieron cerca de 10.000 hombres en los combates y otros 20.000 por enfermedades, en Filipinas las perdidas "solo" alcanzaron a unos 3.000. Los insurrectos filipinos apoyaron a los EEUU en la creencia de que estos cumplirían su palabra de que les concederían la independencia y dentro de esta dinámica tiene lugar el famoso asedio de Baler, en cuya iglesia resistieron 50 españoles el asedio de los filipinos desde el 30 de junio de 1898 al 2 de junio de 1899
Los supervivientes de Baler
En diciembre de 1898, tras la firma del Tratado de París, Filipinas se convierte en una colonia estadounidense. McKinley –usando el argumento de todos los colonizadores– declaraba entonces que no tenían más remedio que tomar las Filipinas para educar y cristianizar a los filipinos. Desde este punto de vista, los historiadores norteamericanos habrían tratado de demostrar primero que los ilustrados deseaban únicamente el autogobierno; segundo, que estos mismos intelectuales reconocían la inmadurez del pueblo y la necesidad de tutela por una nación avanzada; y tercero, que había una gran diferencia entre la liberal administración norteamericana y el despotismo del gobierno colonial español. 
Emilio Aguinaldo, general y 1er presidente filipino, no reconocido, en 1898
La Isla de Guam fue cedida por España a Estados Unidos mediante la firma del Tratado de París de 1898, El resto de las 14 Islas Marianas restantes, junto con las Islas Carolinas y Palaos, fueron vendidas por España a Alemania previo pago de 25.000.000 de pesetas. Como EEUU no cumplieron su promesa, comenzó la guerra filipina contra ellos el 4 de febrero de 1899 y duró hasta 1902; dejando tras de sí un millón de muertos, de ellos 20.000 soldados filipinos y 4.500 americanos. Terminada la IIª Guerra Mundial, el 4 de julio de 1946, los EEUU concedieron la independencia a las Filipinas.

Entrevista a Emilio Aguinaldo en 1956:
GGR: ¿Está Su Excelencia arrepentido de lo que ha hecho en su vida?
SEÑOR AGUNALDO: Sí. Estoy arrepentido en buena parte por haberme levantado contra España, y es por eso, que cuando se celebraron los funerales en Manila del Rey Alfonso de España, yo me presenté en la catedral para sorpresa de los españoles. Y me preguntaron por qué había venido a los funerales del Rey de España en contra del cual me alcé en rebelión. Y, les dije que sigue siendo mi Rey porque bajo España siempre fuimos súbditos, o ciudadanos, españoles, pero que ahora, bajo los Estados Unidos, somo tan solo un mercado de consumidores de sus exportaciones, cuando no parias, porque nunca nos han hecho ciudadanos de ningún estado de Estados Unidos… Y los españoles me abrieron paso y me trataron como su hermano en aquel día tan significativo…





viernes, 5 de enero de 2018

ESPAÑA Y FILIPINAS, UNA HISTORIA COMÚN DE 350 AÑOS. Iª PARTE

Como estoy participando, como alumno, a un curso sobre España en el Pacífico y la historia de Filipinas, soy más sensible a noticias sobre esta antigua colonia/provincia española. Las últimas están siendo negativas, empezando por el temporal Kai-Tak que el pasado mes dejó en el centro (islas Visayas) 26 muertos, 23 desaparecidos, 15.500 afectados por la cancelación de servicios de ferry y 87.000 evacuados. En el norte, la isla de Luzón, se mantiene activa la guerrilla maoísta del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA, por sus siglas en inglés), brazo armado del Partido Comunista de Filipinas y activo desde 1969 ( es la guerrilla comunista más veterana de todo Asia. En el Sur, Isla de Mindanao, el ejército se enfrenta a las guerrillas "moras" (de base musulmana y relacionada con el Estado Islámico), activas ya en la época colonial española. Pero afortunadamente también las hay positivas y entre ellas la recogida por ABC, en un artículo del 30 de noviembre, que se ha constituido la Comisión Nacional para la conmemoración de los 500 Años de la Primera Vuelta al Mundo. A la reunión han asistido, además de los Reyes, la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; los ministros de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo; de Defensa, María Dolores de Cospedal; de Interior, Juan Ignacio Zoido, y de Hacienda, Cristóbal Montoro, entre otras autoridades civiles y militares. España quiere conmemorar como la ocasión lo merece el aniversario de la primera vuelta al mundo que emprendieron en 1519 los marinos Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Gracias a esta circunnavegación, se demostró la esfericidad de la Tierra, también se les debe el descubrimiento de Chile, islas Marianas y nuestras olvidadas Filipinas, en marzo de 1521.

Ruta de la nao Victoria con Juan Sebastian Elcano
Para mayor curiosidad, en mi caso, hace unas semana asistí a la presentación de un documental sobre el idioma español en Filipinas, en presencia del actual embajador que se marcó como objetivo a su labor intentar que las relaciones Hispano-filipinas recobren la importancia debida a los 350 años de historia compartida; dos días después acompañados por el profesor del curso al que asisto y partícipe en el documental antes indicado (Juan Hernandez Hortigüela), visité la exposición de Filipinas en el Museo Antropológico. Esta era una exposición, clausurada el pasado 26 de noviembre, que rememoraba la que se realizó hace 130 años en el Parque del Retiro.   
El Cano, Legazpi, Magallanes y Villalobos.
Nuestro referido profesor, gran especialista en el tema, nos ha remitido un interesantísimo cómic sobre los primeros de Filipinas del que adjunto el enlace:

 https://1drv.ms/b/s!AojGKWsyaUk4gREZKQARYEutGvLo                                           

miércoles, 27 de diciembre de 2017

CATALUÑA Y SUS GUERRAS FRATRICIDAS

Estamos en plena efervescencia por los resultados de las últimas elecciones autonómicas que muestran una Cataluña fragmentada en dos partes muy similares. División que se mantiene desde el siglo XV, por no retroceder más, y que periódicamente estalla en un enfrentamiento sangriento. 


Comenzaremos ese siglo con las luchas entre la Biga y la Busca y lo terminaremos con las dos guerras de los remensas que llevaron al agotamiento de la población, muy debilitada con la peste negra; barcelona no recupera su población hasta el año 1700. El S. XVI viven un descanso bélico por la pérdida de importancia de Barcelona y el cambio político del Mediterráneo por el Atlántico. El S. XVII nos lleva al Jueves de Sangre y la incorporación de Cataluña como provincia, al reino de Francia, entre 1640 y 1652. El S. XVIII comienza con la guerra de sucesión que ocupa los 14 primeros años, seguido de un crecimiento económico basado en el comercio con América y la trata de esclavos; llegamos así al violento guerracivilista siglo XIX, que se inicia con la Guerra de Independencia, sigue con la guerra de los Malcontent en los años 20; con la 1ª guerra carlista que ocupa la mayor parte de los 30 y la guerra de  la Jamancia en 1843. Unas décadas de tranquilidad y coincidente con la 3ª guerra carlista, el intento de crear la república catalana en el primer mes de la Iª República con Estanislao Figueras como Presidente del Consejo de Ministros. El S. XX se inicia violentamente con la Semana Trágica y sigue con la guerra patronal-obrerista que deja  cientos de muertos en los primeros años 20, terminada gracias al golpe de estado de Primo Rivera. En los años 30, toda España sufre una devastadora guerra civil que en Cataluña se completa con otra propia, que lleva en el mes de mayo del 37 a 1000 muertos y 1500 heridos. Después de este breve paseo por estos últimos 600 años, cómo no comprender la actual división enfrentada de las dos Cataluñas y eso que en este siglo y especialmente en la segunda parte, la renovación de sangre con la gran inmigración debería haber actuado como freno; ¿lo dará el agua?, ¿será la solución separarla en dos regiones; una de ellas Tabarnia?



La Biga estaba formada por la oligarquía y grandes mercaderes; poseía castillos, tierras, títulos señoriales, vivían de rentas y tenían el control del poder municipal. La Busca era el partido de los mercaderes y artesanos que aspiraban a controlar el poder municipal para minimizar los privilegios de la Biga y alcanzar libertades personales; eran defensores de la medidas proteccionistas que tanto se han defendido siempre en la Cataluña industrial, aunque eso perjudicase el resto del país. Algo parecido a lo ocurrido en la guerra de las germanías en Valencia, 100 años después.

Estos enfrentamiento, iniciados sobre 1425 y terminados en 1450, derivaron en dos guerras de remensas. Fueron dos revueltas populares contra las presiones señoriales; la 1ª comenzó en 1462 y terminó una década después sin un resultado definitivo, por lo que en 1479 se reinició con mayor virulencia y finalizó con la Sentencia Arbitral de Guadalupe en 1486 (con Fernando el Católico como rey) en que se abolen los "malos usos" (como el "derecho de maltratar y retener" que tenían los señores sobre los campesinos) a cambio del pago de una indemnización de los remensas a los señores feudales. El mayor apoyo a la rebelión abierta vino de los campesinos más pobres (en su mayoría de la Plana de Vic, Ampurdán y el Vallés) y de los pequeños propietarios. La tremenda carnicería, prácticamente en todos los diferentes linajes nobiliarios de la región, provocó la extinción de muchas de las antiguas casas, así como la ruina de la mayoría de las supervivientes; independientemente del bando donde hubiesen militado.
Sentencia de Guadalupe
Durante los 150 años siguientes, bajo el reinado de los Austrias Mayores, Carlos I, Felipe II y Felipe III, Cataluña se mantuvo fuera de las guerras europeas y del negocio americano; centrándose en un comercio Mediterráneo que decaía según avanzaban los turcos. No se reunieron Cortes ni se modificaron leyes y mientras los demás reinos veían unificarse sus legislaciones y acababan sus veleidades autonómicas con las guerras de Germanías en Valencia, Las Alpujarras en Granada y los Comuneros en Castilla. Barcelona dejó de ser una ciudad grande e importante en el nuevo marco político y comercial; ni sombra de la potencia decisoria que había sido durante buena parte del periodo medieval. Al finalizar el S. XVI, la población catalana era la sexta parte de la de Castilla y eso llevó a la corona a favorecer la inmigración francesa (peones del campo) que en 1620 representaba un 20% de la población aunque se estancó en 1625. Tal vez sea esa, en opinión del historiador Oriol Junqueras, su raíz francesa, aunque mas bien debe pensar en la Marca Hispánica y Carlomagno.
Oriol Junqueras y Alain Delón unidos por su ADN
En 1640 la Monarquía española está en guerra con Luis XIII de Francia, y ante la negativa de las Cortes Catalanas de aportar soldados, se ve en la necesidad de desplazar hasta la frontera tropas de otras regiones. Esto motivó quejas contra este estacionamiento de Tercios reales en Cataluña que como era habitual, produjeron roces y abusos de la soldadesca, que mientras en la coetánea guerra con Portugal, se resolvería con altercados locales (Calderón de la Barca recoge uno en su obra, El Alcalde de Zalamea) en Cataluña desencadenaría un rápido alzamiento armado de vecinos y campesinos que, de las comarcas gerundenses, se extendió hacia el Ampurdán, hacia el Vallés y hacia Osona y el Ripollés; conocido como El Corpus de Sangre (7 de junio de 1640). Nuevamente aparecen Gerona, Ampurdán, el Valles y el Ripollés, diferenciados de la burguesía costera. Doce años más tarde, los catalanes solicitan la ayuda de Felipe IV para sacudirse el yugo francés y volver al Reino de España.
Els Segadors
Iniciamos el S. XVIII con la muerte sin heredero directo del rey español Carlos II, en noviembre. En su testamento, nombra como sucesor al que sería Felipe V (nieto de Luis XIV); así inicia su andadura en España la casa de Borbón. Siguiendo el consejo de su abuelo, Luis XIV, Felipe V entra en España por Cataluña y jura en Barcelona sus Fueros y Leyes propias, octubre de 1701; a continuación convoca Cortes que se reúnen desde el 12 de octubre de 1701 al 14 de enero de 1702. El 14 de enero de 1702, el rey Felipe V volvió a renovar el juramento a las constituciones de Cataluña y volvió a recibir la fidelidad de sus súbditos; clausurando las Cortes.                                                                                                

Capítulos y actos de corte que fueron aprobadas

 en las Cortes catalanas de 1701-1702

Ese mismo año, 1702 comienza la guerra de Sucesión española, realmente una guerra europea tendente a reducir el poder de Francia y en la que actúan aliados, entre otros, Inglaterra, Holanda y Austria que pretende colocar a su pretendiente en el trono de España. Inicialmente Aragón y por tanto Cataluña, permanecen fieles a Felipe V y eso que en 1704 se presenta una flota anglo-holandesa frente a Barcelona que es bombardeada sin conseguir que renuncien a su juramento. Sin embargo los partidarios del archiduque insisten en Barcelona y al final convencen a los realistas y olvidando el juramento de fidelidad a Felipe V cambian de bando el 20 de junio de 1705; a cambio de mantener las leyes e instituciones catalanas. Así una Cataluña dividida entra en la guerra que termina con la caída de Barcelona el 11 de septiembre de 1714. El resto del siglo transcurre sin altercados internos, de hecho esta fecha queda en el olvido durante más de 150 años hasta que se fija como fiesta ¿nacionalista?, la Diada. 

Llegamos así al violento guerracivilista siglo XIX, que se inicia con la Guerra de Independencia y sigue con la guerra de los Malcontent en los años 20. El 25 de agosto de 1827 se pronunció un Manifiesto que proclamaba la Guerra de los Agraviados (o malcontents, en catalán), pidiendo el retorno de la Inquisición entre otras medidas ultrarrealistas. En esa fecha, Saperes estableció junto a Josep Bussoms (Jep dels Estanys) y otros, la "Junta Suprema Provisional de Gobierno del Principado de Cataluña" en Manresa. Dominó una gran parte de la Cataluña interior: rápidamente fueron ocupados Vich, Cervera, Valls, Reus, Talarn y Puigcerdá, y permanecieron asediadas Cardona, Hostalrich, Gerona y Tarragona. El gobierno actuó con rapidez y decisión. El 14 de septiembre es nombrado Capitán General de Cataluña el Conde de España, el 23 el Conde de España estaba ya en Tortosa con sus tropas y el 28 el monarca y el conde entraron en Tarragona. La presencia del rey facilitó la campaña y Manresa se rindió sin lucha el 8 de octubre, y a continuación Cervera, Vich y Olot. 

A la muerte de Fernando VII, volvieron a las armas para apoyar la pretensión de Carlos María Isidro al trono en contra de su sobrina, recién nacida, Isabel. Esta guerra, la 1ª carlista, duró siete años y llevó a España a la ruina más absoluta. terminó en 1840 con el abrazo de Vergara entre los generales Maroto y Baldomero Espartero. Nuevamente en Cataluña se enfrentan las regiones del interior contra la liberal zona costera.

El 3 de diciembre de 1842, el general Espartero ordena el bombardeo de Barcelona para acabar con una insurrección del sector textil que temía la pérdida del arancel que defendía sus productos de la competencia francesa e inglesa; que ofrecían mejores tejidos y a mejor precio. Pocos meses más tarde, surge un movimiento revolucionario, la Jamancia. Los jamancios eran los antecesores directos de los obreros que protagonizarán la huelga revolucionaria de 1909 y el estallido libertario de 1936. Su ideario mezclaba reivindicaciones laborales con propuestas protofederales. El apelativo les venía del verbo gitano jamar(comer), y del nombre que recibía la asignación de cinco reales por manutención (la jamancia) que se pagaba a los voluntarios alistados bajo la bandera de la revolución. Hay enfrentamientos por el interior de Cataluña, mientras Barcelona es asediada durante tres meses por el brigadier Juan Prim y nuevamente es bombardeada pero con menos víctimas que el anterior 03/12/42.

Unas décadas de tranquilidad y en plena 3ª guerra carlista (1872-1874), llegamos al primer intento de crear la república catalana. Dura tres días, entre el 5 y el 7 de marzo de 1873, siendo presidente Estanislao Figueras. Fue disuelto por el Ministro de la Gobernación, el también catalán, Francisco Pi i Margall. Terminada la 1ª República y la 3ª guerra carlista, en la que Cataluña si participa activamente con nuevos enfrentamientos entre las comarcas del interior y las costeras, viene otra etapa de cierta tranquilidad guerrera (32 años) aunque no de peticiones y listas de agravios como los presentados al enfermo Alfonso XII y que originan las Bases de Manresa y el nacimiento del S. XX con los primeros partidos regionalistas (germen del posterior nacionalismo). 

Carlistas en 1873. Nuevamente interior de Cataluña
frente a la liberal y progresista Tabernia
Tras la Ley de Jurisdicciones de 1906, despues de la quema de la editorial de la revista Cu-Cut, por ofensas al ejército, se forma bajo el nombre de Solidaridad Catalana una alianza electoral integrada por la Lliga Regionalista, el carlismo y ciertas agrupaciones republicanas (el equivalente a los actuales JpS y la CUP) que logran una victoria aplastante en las elecciones de 1907, obteniendo 40 de los 44 diputados posibles y desplazando a los partidos dinásticos del poder en Cataluña. Nunca desde entonces han vuelto a ganar los unionistas.
Motivo del asalto a la sede de Cu-Cut
Así, tras 32 años de tranquilidad guerrera, en el interior, llegamos al verano de 1909 en que Barcelona se revela contra el embarque de soldados catalanes para Marruecos; protestas que desembocan en una revuelta obrera y una huelga general, conocida como la Semana Trágica. El balance de los disturbios de la ciudad de Barcelona supone un total de 78 muertos (75 civiles y 3 militares); medio millar de heridos y 112 edificios incendiados (de estos, 80 eran edificios religiosos). Se detiene a varios millares de personas, de las que 2000 fueron procesadas, resultando 175 penas de destierro, 59 cadenas perpetuas y 5 condenas a muerte.
Incendios en Barcelona, edificios religiosos durante la Semana Trágica
Esta Semana abre un período de inestabilidad con numerosos atentados anarquistas que desembocan en el trienio bolchevique, 1917 a 1920, ampliado en Cataluña con el pistolerismo que enfrenta a obreros y patronos con pistoleros contratados por ambas partes y que terminan con el golpe de estado de Primo de Rivera en septiembre de 1923. Entre 1917 y 1923 se calcula que fueron asesinados unos 200 sindicalistas, alrededor de 100 obreros y un número indeterminado de sus abogados y políticos afines. Entre los patronos hubo 50 víctimas, a las que hay que añadir unos 30 policías y 40 pistoleros del Sindicato Libre (patronal).

Estas luchas internas en Cataluña, llegan al súmmum cuando en plena Guerra Civil se enfrentan republicanos y comunistas contra anarquistas y poumistas; produciendo más de 1.000 muertos y 1.500 heridos en la primavera de 1937. Se ilegalizó el POUM (antecedente de la actual CUP) y se asesinó a sus dirigentes.


lunes, 18 de diciembre de 2017

HOMENAJE A LA GUARDIA CIVIL.

Iniciábamos la semana con el recuerdo doloroso del 30 aniversario del atentado de ETA contra la casa cuartel de Zaragoza. En aquel 11 de diciembre de 1987 murieron 11 personas, entre ellas cinco niñas con edades entre tres y doce años, además hubo 88 heridos, en su mayoría civiles. El ataque se produjo mediante un coche bomba con 250 kilos de amonal, poco después de la seis de la mañana, cuando la mayoría de los habitantes de la casa cuartel se encontraba durmiendo, destrozó el inmueble y sepultó a las víctimas bajo los cascotes. Era un atentado canalla que buscaba hacer daño a las familias y no solo a los agentes.


No se había apagado el eco de este amargo recuerdo, cuando el pasado día 15 por la tarde, dos guardias civiles eran vilmente asesinados, junto a un agricultor, por un serbio con experiencia militar, en el paraje de El Ventorrillo, entre las localidades turolenses de Andorra y Albalate del Arzobispo. 

Los dos agentes, cumplían con su trabajo e iban acompañados por un agricultor que conocía la zona; estaban buscando a un hombre que 10 días antes disparó e hirió al dueño de una masía y al cerrajero de Albalate del Arzobispo, cuando intentaron entrar en la referida masía en que ignoraban se escondía este asesino. Los dos heridos lograron llegar al pueblo y avisaron de lo sucedido, lo que originó que se organizasen efectivos rurales para investigar lo sucedido. Ignoraban que se trataba de un experto asesino que era buscado por la policía italiana, como autor de otros tres asesinatos, pero como precaución los guardias llevaban su chaleco antibalas, que desgraciadamente no les sirvió de nada porque el ex-militar bosnio conocía los puntos débiles de los chalecos. Conocidos estos hechos, se organizaron los grupos de caza y captura que han llevado a la detención del asesino que había huido en una pick-up; demostrando la eficacia de nuestro más valorado cuerpo policial y su profesionalidad al cogerlo vivo. Años atrás quedaba la tan cacareada ley de fugas.

Dentro de las redes sociales hubo infinidad de apoyos a la Benemérita, con alguna descerebrada excepción, que yo viera, y es que una tuitera se alegraba de la magnífica semana vivida en Aragón por la muerte de un nazi (el motero asesinado por el chileno) y dos guardias civiles. Esto más la petición de una seguidora, me ha animado a hacer un breve recorrido por este cuerpo que está a punto de cumplir 175 años de existencia y que ha participado en nuestra reciente y convulsa historia.


Empezaremos por sus antecedentes, que se remontan a la creación, por los Reyes Católicos, de La Santa Hermandadla primera unidad militar permanente que existió en España y una de las primeras tropas regulares organizadas de Occidente. Fue creada  en 1476 para garantizar la seguridad y mantener el orden público en todos los territorios de la Corona, por tanto, fue el primer cuerpo nacional de policía de Occidente. Luchó contra el bandolerismo y los nobles que asaltaban los caminos para recaudar fondos para sus tropelías. También participó como unidad armada en la toma de Granada. Llegó a estar formada por unos 2.000 hombres y aunque resultó muy efectiva, fue decayendo al ser sustituida paulatinamente por el ejército y milicias locales. En 1834, fue votada una ley en las Cortes por la que se ordenaba su desaparición total. Diez años más tarde, se crearía la Guardia Civil como sustituto.
Soldados de la Santa Hermandad
La guerra de independencia había poblado los caminos de bandoleros que atentaban contra la seguridad en los mismos y en las poblaciones rurales; a esta inestabilidad había que añadir las disputas entre las corrientes liberales (trienio 1820-23), guerras de los agraviats y malcontents,... que habían generado milicias municipales en defensa de su idea de España: liberal o absolutismo. Así transcurre el primer tercio del S. XIX, que termina con la muerte del rey absolutista Fernando VII y la lucha liberalismo-absolutismo que desemboca en una guerra civil, la 1ª carlista, que asoló España desde 1833 a 1839. Terminó con el abrazo entre el General carlista Maroto y el General isabelino, Espartero (nombrado Príncipe de Vergara por Isabel II). Abrazo en el que confiaban el coronel Casado y otros militares, al rendir el Ejército del Centro en marzo del 39.
Abrazo de Vergara entre Maroto y Espartero. Lo que faltó en 1936/39


Terminada la 1ª guerra carlista, los enfrentamientos por establecer un liberalismo moderado frente a otro más liberal, llenan los siguientes treinta años y es ahí donde el conservadurismo consigue crear la Guardia Civil, mayo de 1844, cuyo objetivo era proveer al buen orden, a la seguridad pública y a la protección de las personas y de las propiedades, fuera y dentro de las poblaciones; si bien la finalidad era reforzar el poder centralista y desarmar la Milicia Nacional, muy arraigada en los municipios, que habían defendido el liberalismo más progresista.




La Guardia Civil nace como un cuerpo militarizado pero independiente del ejército, aunque con una dicotomía curiosa: depende orgánicamente del Ministerio de la Guerra en lo tocante a organización, personal, material y sueldos, pero dependerá del Ministerio de Gobernación en lo tocante al servicio. Responde a una concepción militarizada del orden público. Su implantación es progresiva y se basa en la constitución de un tercio en cada Capitanía General; cada tercio se divide en compañías provinciales y así hasta llegar a la unidad básica "el puesto". Con la 1ª república sus efectivos alcanzan los 30.000 hombres. Así es hasta la Restauración en que se integra en el ejército, en 1878, con Cánovas del Castillo. 

Carga de la Guardia Civil contra manifestación obrera y disturbios de O.Público


La selección de personal era muy estricta y selectiva entre los más capacitados físicamente y sabiendo leer y escribir, cuando el analfabetismo en España superaba el 70%. Se ingresaba por un período de ocho años con opciones de reenganche. Su fundador, el Duque de Ahumada, defendió que sus miembros pudieses vivir con un cierto desahogo para dificultar que cayesen en la tentación de corruptelas. En esa línea, se exigía a sus posibles esposas una dote suficiente para que pudiese la familia vivir sin sobresaltos. Los sueldos eran muy superiores a los del ejército y cobraban prima de reenganche. A finales de siglo, la penuria general les alcanzó y las primas se tardaban en cobrar y las subidas de sueldo eran escasas o inexistentes, pero peor vivían el el campo las gentes y el Guardia Civil al menos tenía el sueldo fijo. Otra peculiaridad era el aislamiento provocado por las ordenanzas pues el guardia civil no podía servir en su pueblo o en el de su mujer y sufrían cambios de destino para evitar excesivas familiaridades. Tambien a esto ayudaba el aislamiento que significaban las casas cuartel.



Este cuerpo, creado a mediados del S.XIX se adaptó mal al cambio de siglo, especialmente hasta llegar a la IIª República; pues en los anteriores años, fue utilizada excesivamente a favor de los propietarios y  en la represión de los movimientos anarquistas del campo andaluz y del pistolerismo catalán que en parte se defendía del pistolerismo de los patronos. Así cuando se establece la República, se produce la paradoja de que muchas de las nuevas autoridades han sido perseguidas por la Guardia Civil. En palabras del propio Azaña: "Mucha gente odia a la Guardia Civil, sobre todo en la clase obrera y mucha gente adora a la Guardia Civil, considerándola como sustentadora única del orden social. A estas dos posiciones, que son antiguas, se añade ahora una gran pasión por ambas partes".



Se llega a la matanza, con ensañamiento brutal hasta el punto de dejar irreconocibles los cadáveres, de cuatro guardias civiles en la localidad pacense de Castilblanco el 31 de diciembre de 1931. Tambien en los Sucesos de agosto de Villa de D. Fadrique (Toledo), mueren otros dos guardias a manos de campesinos sublevados contra los propietarios. Por contra en el pueblo riojano de Arnedo, mueren once personas al disolver la guardia civil una manifestación. En esta situación sobrevienen los sucesos de Casas Viejas que terminaron con 19 campesinos muertos y tres guardias (dos de asalto)
                                               El anarquista Seis Dedos y sus compañeros quemados en la choza                                                                         
Paso a paso y en un clima golpista, con el fallido de Sanjurjo el 10 de agosto del 32 y el de Companys el 7 de octubre del 34, llegamos al primer gran ensayo de la posterior guerra civil con la Revolución de Asturias; en cuya pacificación tuvo un papel importante, pero con excesiva dureza, la Guardia Civil al mando del Capitán Lisardo Doval; sufriendo 111 muertos y casi 200 heridos. En julio del 36 la Guardia Civil se puso incondicionalmente al lado del sublevado Coronel Aranda.



 En el verano de 1936, la Guardia Civil consta de 34.392 hombres a lo largo y ancho de España; contingente similar al del Ejército de África (35.000 hombres). Por tanto controlar a las fuerzas de la G.C. es vital apara el triunfo o el fracaso del golpe militar y así lo entendía la República que las puso bajo el mando del General Sebastian Pozas; de obediencia acrisolada al Gobierno. Cuando el 18 de julio se produce el levantamiento militar, puede decirse que triunfa donde es apoyado por la Guardia Civil y fracasa donde esta se mantiene fiel al poder legalmente establecido. Los ejemplos son claros en Valencia, con el capitán Manuel Uribarri y Barcelona, con el coronel Escobar y el general Aranguren que evitaron la victoria del general Goded; victoria que habría cambiado la historia pues la guerra no habría durado y Franco no habría sido Jefe de Estado, pues Goded estaba por delante en rango, prestigio, antigüedad y apoyos.


Durante la guerra, en los principales asedios estuvieron presentes y fueron sostenidos por fuerzas de la Benemérita: de los 2.200 hombres de Aranda que resisten un asedio de 85 días en Oviedo, 1300 son guardias civiles (murieron 466); en el Alcázar de Toledo los 690 hombres del teniente coronel Romero Basart representan el 60% de la guarnición y resisten dos meses largos; en el Santuario de Santa Maria de la Cabeza, cerca de Andújar, se refugian 270 guardias y sus familiares y resisten nueve meses hasta su rendición. 



En la época de la dictadura de Franco, primero sufrió una depuración y después se reforzó con 10.000 sargentos provisionales que sobraban del ejército. Tubo una participación decisiva en acabar con el maquis que intentaba continuar con la guerra y vivió una época de oscuridad acorde con la situación del país, pues defendió excesivamente a los patronos y luchó contra el movimiento obrero clandestino. Con la llegada de la Transición y la democracia, supo adaptarse a la nueva situación y prestar magníficos servicios en la lucha contra ETA y sufrir sus zarpazos como el que iniciaba este artículo. Un lunar fue el golpe fallido de Tejero el 23F.


Actualmente es un cuerpo que goza del máximo reconocimiento y aprecio de los españoles y así se refleja en todas las encuestas, ocupando el primer lugar por valoración. Para acceder al cuerpo, las condiciones son muy exigentes y la formación que se pide hace que tengan un altísimo nivel de preparación.

Somos el 3º país europeo con más baja tasa de criminalidad como recoge este cuadro. Nos superan países tenidos por ejemplo de ciudadanía como Suecia (148), Bélgica (97) Dinamarca y Alemania. En América ya ni hablamos pues EEUU nos supera en cinco veces y Venezuela en 40 veces.

 Por tanto podemos sentirnos orgullosos de nuestras FFSS y naturalmente de la Guardia Civil; que presta servicio en misiones en el  extranjeros junto a las tropas españolas en Irak o Líbano, colaborando en desactivación y formación de las policías locales. También desempeñan tareas en solitario en Mauritania, Senegal, Haití o Níger.


En nuestro país, sus agentes de control de la delincuencia por tráfico de drogas y/o evasión de capitales financieros, son muy valorados y han tenido constantes éxitos en su lucha contra la corrupción: ¿quien coño es la UDEF?, preguntó Jordi Pujol antes de ver descubierta su trama en Andorra. Casos como Lezo, demuestra que hoy antepone la justicia a sus dependencia del Gobierno. 


Su última demostración de profesionalidad ha sido su aguante en Cataluña en condiciones un tanto precarias y el seguir siendo una fuerza ejemplar a pesar de tener un nivel de remuneración muy por debajo de las policías autonómicas. 

Homenaje de la policía francesa:
















martes, 12 de diciembre de 2017

EL 3% DE SIJENA. LA HISTORIA SE REPITE 1º COMO TRAGEDIA Y 2º COMO FARSA

Ayer vivimos la devolución de parte de los fondos del monasterio de Sijena (Villanueva de Sijena en los Monegros, Huesca), depositados en el Museo de Lérida, a su ubicación original y un amigo me comentaba, haciéndose eco de una broma que ha corrido por las redes, que faltaba una pieza que correspondía al 3%; comisión que se ha adjudicado, como habitual, a la peor clase dirigente que han sufrido todos los catalanes. Este amigo me sugería que dedicase un artículo del Criticón a este tema y a ello me pongo. Al final no fueron 44, sino 43 los bienes artísticos de Sijena que fueron trasladados a su casa original. La «Inmaculada», óleo sobre lienzo del siglo XVIII que se depositó en el Obispado de Lérida, no ha sido localizado; en compensación han recibido una pieza de alabastro que no estaba reclamada pero si inventariada en el museo de Lérida. En otro envío, el 26 de julio del año pasado, el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña) ya perdió dos piezas de Sijena. Eran dos frontales de altar realizados en tela y bellamente decorados; uno de ellos se realizó en tejido en oro sobre fondo blanco con res galones dorados; el otro, es un frontal de seda, tejido a mano con representaciones de flores diversas, con predominio del rosa y el verde sobre fondo blanco. En resumen de 97 piezas reclamadas, se han recibido 94 y nuevamente aparece el nefasto 3%.

Vista del monasterio de Sijena